Las ventajas de la fantasía

Escrito por: Editorial Dech En: Material Educativo El: lunes, mayo 22, 2017 Comentario: 0 Hit: 1506

En los últimos años se ha descubierto que el juego imaginativo beneficia el rendimiento del aprendizaje.

A principios del siglo XX los psicólogos pensaban que las actividades vinculadas a la imaginación carecían de verdadero propósito ya que los niños no podrían desarrollarse como pensadores maduros. Si los juegos que simulaban tenían mayor semejanza a la realidad propiciaba más el aprendizaje. Existía un ámbito concreto en el que el juego imaginativo no se consideraba provechoso: la educación. Cuando se trataba de instruir, el contexto debería ser lo más parecido a la realidad.

En los últimos años esta teoría cambió. Han descubierto que las actividades imaginativas benefician al rendimiento del aprendizaje. En una nueva línea de investigación se demostró que incluir situaciones ficticias tiene un gran valor educativo. Realizaron varios experimentos con niñas y niños en los que a un grupo se les explicaba diferentes aspectos de la realidad a través de juegos y relatos, y a otro grupo se les incluyó situaciones imaginativas como, por ejemplo, en las historias aparecían sirenas, dragones... etc. Los resultados mostraron que las niñas y niños que escucharon relatos o jugaron con cierto grado de fantasía asimilaron más fácilmente los contenidos que el grupo al que se les instruyó desde situaciones realistas y además, les benefició a la hora de resolver problemas en nuevas situaciones.

Los juegos fantasiosos que se salten las leyes de la realidad con total libertad ayuda a que las niñas y niños mantengan la concentración y atención, dos aspectos que favorecen claramente al aprendizaje, ya que se muestran expectantes constantemente ante la novedad.

Comentarios

Escribir un comentario