Ejercicios para la tercera edad

Escrito por: Editorial Dech En: Material Terapéutico El: viernes, agosto 21, 2015 Comentario: 0 Hit: 969

Desde que nacemos hasta que morimos, vivimos y expresamos, recibimos y nos relacionamos, a través del cuerpo. Es la herramienta más valiosa para poder movernos con libertad, ya que el cuerpo sano garantiza una mejor calidad de vida.

Existe el equivocado concepto de que el ejercicio está destinado únicamente a los jóvenes, y que solo ellos pueden gozar de una salud y un cuerpo diez. Sin embargo, una de las bases para poder afrontar el envejecimiento reside en realizar el ejercicio adecuado. El cuerpo experimenta cambios que afectan de forma distinta a las personas. Además de las arrugas y las canas, el peso y la morfología del cuerpo varían y se reducen la agilidad y el movimiento de las articulaciones.

Si no se realizan de forma excesiva, se puede (y debe) incorporar la actividad física al estilo de vida de los mayores, y si se mezcla con diversión y relaciones sociales, el resultado es perfecto para ellos. Los expertos recomiendan, en primer lugar, caminar, pero con paso ligero y enérgicamente todos los días, si es posible durante una media hora.

Además, el ejercicio que se practica al andar se puede combinar con otros muy diversos, como pueden ser:

Pedalear: tanto en bicicleta, al aire libre o estática, o en casa gracias a los pedales móviles.
Bailar: solo o en pareja. Bailando se mueven y agilizan muchos músculos, y además de disfrutar, mejora el estado de ánimo y la relación del paciente con la música, algo más que positivo para la salud mental. El aerobic también está muy recomendado para esta edad, aunque de una forma más sutil que la que se ofrece en gimnasios para jóvenes.


Practicar Yoga o Taichi: ambas modalidades mejoran la flexibilidad y producen un equilibrio entre la relación del cuerpo y la mente recomendable para jóvenes y mayores.


Darle la oportunidad a las actividades acuáticas: la natación es muy positiva, y gracias a la distinta densidad del cuerpo en el agua, los ejercicios se realizan de una forma más natural y fácil. Además, últimamente el aquafitness (gimnasia en el agua) es una de las actividades más demandadas en centros de día y residencias, ya que es un deporte muy completo que aumenta la movilidad y además, es muy divertido.

Todas las actividades que se integren en la rutina de cualquier persona perteneciente a la tercera edad, deben permitir que, individualmente, el paciente pueda decidir la intensidad y ponerla en práctica, para reducir el riesgo de lesiones. En definitiva, de lo que se trata es de divertirse a la vez que mejorar la condición cardiovascular, prevenir enfermedades, retrasar las consecuencias del envejecimiento y proporcionar mayor autonomía.

Comentarios

Escribir un comentario